«El Pecado de la Fornicación»

Por Phillip Gray, La Verdad Para el Mundo

¿Es lícito el sexo prematrimonial si la pareja se está enamorada de veras? Nunca es nuestro propósito ofender sino edificar. No obstante, para cumplir con mi deber como evangelista, tengo que abordar ciertos temas bíblicos que nos hacen sentir incómodos. En esta ocasión, veo la necesidad de mencionar un pecado que la bíblia condena repetidas veces, aunque es pecado muy común, el pecado del sexo prematrimonial. Tenemos que entender y evitar este pecado que en realidad es la fornicación.

Comenzamos con el texto de Gálatas 5:19-21. Aquí el apóstol Pablo escribe: «y manifiestas son las obras de la carne, que son: adulterio, fornicación, inmundicia, lascivia, idolatría, hechicerías, enemistades, pleitos, celos, iras, contiendas, disensiones, herejías, envidias, homicidios, borracheras, orgías, y cosas semejantes a estas; acerca de las cuales os amonesto, como ya os lo he dicho antes, que los que practican tales cosas no herederán el reino de Dios.» Antes de explicar que significa la palabra «fornicación,» y antes de ver otros textos donde la bíblia condena la práctica, déjeme recordarnos que la fornicación es pecado tan grave que nos puede traer la consecuencia de la muerte eterna. Apocalipsis 21:8 nos advierte: «pero los cobardes e incrédulos, los abominables y homicidas, los fornicarios y hechiceros, los idólatras y todos los mentirosos tendrán su parte en el lago que arde con fuego y azufre, que es la muerte segunda.» (Para inscribirse en nuestro curso bíblico, escriba a: La Verdad Para el Mundo, Apartado 515, Villa Rica, Georgia, 30180 EE.UU.; Apartado 515, Villa Rica, Georgia, 30180.)

La bíblia ciertamente condena la práctica de fornicación. Pero, ¿qué es la fornicación exactamente? Es lógico primero entender el significado del término en el español moderno. En el Diccionario Práctico Español Moderno Larousse, la «fornicación» es definida simplemente como: «acción de fornicar….» «Fornicar» significa «tener ayuntamiento o cópula carnal generalmente fuera del matrimonio» (página 244). Asimismo el Diccionario Manual de la Lengua Española de Cervantes, Tomo I, página 343, dice: «fornicar» es «tener ayuntamiento carnal fuera del matrimonio.» Entonces, ya vemos que el significado de la palabra no es dado por su servidor sino por las autoridades del idioma sí mismo. La «fornicación» es «tener las relaciones sexuales antes o fuera del matrimonio.» Por tanto, el sexo prematrimonial es fornicación.

En el Nuevo Testamento, «fornicación» es traducción de la palabra porneia (de donde se deriva el prefijo porno en «pornografia.») Esta palabra se refiere a «cada tipo del comercio sexual fuera del matrimonio,» según el Diccionario Para el Intérprete de la Bíblia, Tomo 2, página 321. El Diccionario Evangélico de la Teología por Elwell, página 422 da la definición así: «en un sentido más restringido, la fornicación significa la comunión sexual voluntaria entre una persona no-casada con una persona del sexo contrario…en un sentido más amplio porneia [o sea la fornicación] significa la convivencia ilícita de cualquier sexo con una persona casada.» La Enciclopedia Internacional Estandar de la Bíblia, Tomo 2, página 746 destaca que «toda forma de la incontinencia es incluída en el término "la fornicación".» El Léxico Griego por Thayer, página 532, añade que «fornicación» es «propiamente del ayuntamiento carnal ilícito en general.» Otro léxico (o sea diccionario) del griego editado por Arndt y Gingrich dice que porneia significa «prostitución, falta de castidad, fornicación» (página 699). El léxico por McKibben dice que porneia es «fornicación» (página 232). Y el erudito del griego, Barclay Newman, explica que porneia es «inmoralidad sexual» (página 147).

He citado tantas autoridades del idioma para demostrarle, estimado oyente, que no es la opinión mía cuando le digo que las relaciones sexuales prematrimoniales son ejemplos del «ayuntamento carnal fuera del matrimonio.» El ayuntamiento carnal fuera del matrimonio es porneia en el idioma del Nuevo Testamento. Porneia es fornicación. Y la fornicación es condenada como un pecado grave en la bíblia, como veremos nuevamente. (Para inscribirse en el curso bíblico, escriba a: La Verdad Para el Mundo, Apartado 515, Villa Rica, Georgia, 30180 EE.UU.; repito, Apartado 515, Villa Rica, Georgia, 30180.)

Sin lugar a dudas, la fornicación es una práctica completamente prohibida en la bíblia. El sexo prematrimonial es la fornicación. Por ende, el sexo prematrimonial es una práctica completamente prohibida en la bíblia. Por ejemplo, los apóstoles guiados por el Espíritu de Dios mandaron a los cristianos gentiles en Hechos 15:29 que abstuviesen «de lo sacrificado a ídolos, de sangre, de ahogado y de fornicación.» Romanos 1:29-30 muestra que la fornicación es pecado tan grave como el aborrecer a Dios, y «que los practican tales cosas son dignos de muerte» (32). 1 Corintios 5:1-13 nombra la acción de tener la mujer del padre de uno «la fornicación.» El verso cinco les manda entregar al fornicario a Satanás. El versículo nueve dice, «os he escrito por carta, que no os juntéis con fornicarios.» Se refiere a los fornicarios en la iglesia. El versículo once añade, «con el tal ni aun comáis.» 1 Corintios 6:9-10 pregunta, «¿no sabéis que los injustos no herederán el reino de Dios? No erréis; ni los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se echan con varones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los maldicientes, ni los estafadores, herederán el reino de Dios.» El versículo 18 dice, «Huid de la fornicación. Cualquier otro pecado que el hombre cometa, está fuera del cuerpo; mas el que fornica, contra su propio cuerpo peca.» 1 Corintios 10:8 exhorta, «ni forniquemos, como algunos de ellos fornicaron, y cayeron en un día veintitrés mil.» Efesios 5:3 dice, «pero fornicación y toda inmundicia, o avaricia, ni aun se nombre entre vosotros, como conviene a santos.» Colosenses 3:5-6 manda: «haced morir, pues, lo terrenal en vosotros: fornicación, impureza, pasiones desordenadas, malos deseos y avaricia, que es idolatría, cosas por las cuales la ira de Dios viene sobre los hijos de desobediencia.» Y 1 Tesalonicenses 4:3 agrega, «pues la voluntad de Dios es vuestra santificación; que os apartéis de fornicación.» La bíblia ciertamente condena la fornicación. La fornicación abarca el ayuntamiento carnal fuera del matrimonio. El sexo prematrimonial es tal acción. Por tanto, la bíblia condena el sexo prematrimonial. (Escriba a: La Verdad Para el Mundo, Apartado 515, Villa Rica, Georgia, 30180 EE.UU.; Apartado 515, Villa Rica, Georgia, 30180.)

¿Cómo evitar, entonces, la fornicación? Bíblicamente hay sólo dos maneras: o abstenerse por completo de las relaciones sexuales; o casarse. 1 Corintios 7:2 dice, «pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido.» No dice, «cada una tenga su propio hombre» sino «marido.» El Diccionario Escolar de la Lengua Española por Editorial Diana define «marido» como «hombre casado con respecto a su cónyuge.» Entonces, la mujer debe de tener sexo solamente con su marido, el hombre casado con respecto a ella misma. Asimismo el hombre debe de tener sexo solamente con su mujer, palabra que significa «esposa» en 1 Corintios 7:2. Hebreos 13:4 añade: «honroso sea en todos el matrimonio, y el lecho sin mancilla; pero a los fornicarios y a los adúlteros los juzgará Dios.» Ningún acto del sexo antes o fuera del matrimonio es permitido. No importa si una pareja convive así por muchos años y tiene muchos hijos. No importa si uno está lejos de su esposa o de su marido. No importa si los dos se están locamente enamorados. No importa si tienen la intención de casarse luego. No importa si su iglesia diga que no hay nada de malo en ello. No importa si están por realizar su boda muy pronto. Todavía no están casados. Todavía el sexo entre ellos es porneia—fornicación. La fornicación es pecado (Gálatas 5:19). ¿Cómo reaccionar a esta conclusión? Teoricamente, se podría criticar la definición de la palabra porneia o sea «fornicación.» Pero ya vimos que las autoridades de la lengua están de acuerdo que quiere decir el ayuntamiento carnal fuera del matrimonio. O, se podría negar que la bíblia prohiba la fornicación. Pero, ya vimos que la prohibe. O, se podría inventar un nuevo sentido de la palabra «casarse» o «matrimonio» que abarque el acto del sexo o su repetición en un arreglo informal de convivencia. Pero, casarse es un acto formal que abarca otros pasos más que la mera acción de convivir. O, se podría burlarse de la autoridad de la bíblia como muchos hacen, incluso muchas iglesias. Pero, esa palabra que nos juzgará (Juan 12:48). O, se podría arrepentirse de la fornicación y obedecer el evangelio por la confesión y el bautismo. ¿Y Ud.? ¿Cuál es su reacción? Gracias, y hasta la próxima.

Pulsar Aquí Para Volver a La Página Principal