«La Iglesia Verdadera Descubierta»

Por Phillip Gray, La Verdad Para el Mundo

Imaginemos que un joven religioso lee el texto bíblico de Hechos 2:47. Dice el versículo, «alabando a Dios, y teniendo favor con todo el pueblo. Y el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de sr salvos.» Se menciona aquí «la iglesia.» ¿Cuál iglesia era? quiere saber dicho joven. Al estudiar la bíblia, se da cuenta el joven que se habla bastante de una iglesia en las páginas del Nuevo Testamento. ¿Qué es la iglesia? ¿Dónde se encuentra? El joven en nuestro ejemplo decide hallar la iglesia de la bíblia. Pero, de repente es enfrentado con un problema. Existe un montón de distintas iglesias hoy día. La división religiosa se aumenta cada vez más. Está confundido al principio, pero luego el joven comienza a entender que tiene que aprender qué es la iglesia de la bíblia para identificar esa iglesia hoy día de entre las muchas que existen. De acuerdo con el texto de Hechos 2:47, el joven ve que la iglesia es el grupo de los salvos, puesto que el Señor añadía cada día a la iglesia los que habían de ser salvos. De Colosenses 1:18 aprende que la iglesia es el cuerpo del Señor. De Efesios 5:23 aprende que la iglesia es la esposa de Cristo. De Efesios 1:3-7 infiere que el ser miembro de la iglesia es lo mismo que ser en Cristo. La iglesia es la casa de Dios (1 Timoteo 3:15). Y, el joven se da cuent que en un sentido la iglesia es el reino de Dios, según Mateo 16:18-19. Con este conocimiento, el joven comienza una serie de visitas a varias iglesias para hallar la iglesia verdadera de la bíblia. Al visitar cada grupo, le hace una serie de preguntas. Primero, ¿quién estableció esta iglesia? ¿Cuándo la estableció? ¿Dónde? y ¿Por qué fue fundada su iglesia?

Pero, resulta que cada distinta iglesia da varias respuestas a cada pregunta. Cada iglesia tiene diferente nombre, diferente fundador, diferente fecha de establecimiento, y diferente lugar de estar establecida. Pero, por fin, antes de darse por vencido, nuestro joven llega a un grupo pequeño y les hace sus preguntas. ¡Es asombroso lo que aprende!

Primero, les pregunta, ¿quién estableció esta iglesia? La respuesta es, Cristo. Cristo estableció la iglesia. Citan Mateo 16:18 donde Cristo dijo, «sobre esta roca edificaré mi iglesia, y las puertas del hades no prevalecerán contra ella.» La iglesia es fundada sobre Cristo, como dice 1 Pedro 2:6, «Por lo cual también contiene la Escritura: He aquí, pongo en Sion la principal piedra del ángulo, escogida, preciosa; y el que creyere en él, no será avergonzado.» Por supuesto, es referencia a Cristo como la principal piedra del ángulo, citando Isaías 28:16. Además, 1 Corintios 3:11 declara, «Porque nadie puede poner otro fundamento que el que está puesto, el cual es Jesucristo.» La iglesia es fundada sobre Cristo. Cristo es el fundador de su iglesia, y es cabeza del cuerpo, el cual es la iglesia (Colosenses 1:18). Cristo ganó la iglesia por su propia sangre (Hechos 20:28). Por eso, el joven en nuestro ejemplo descubre que este grupo fue fundado por Cristo. (Escriba a: La Verdad Para el Mundo, Apartado 515, Villa Rica, Georgia, 30180 EE.UU.; Apartado 515, Villa Rica, Georgia, 30180.)

Segundo, el joven les pregunta, «¿cuándo fue establecida esta iglesia? Contestan, en el primer siglo. Explican, que proféticamente, la iglesia iba a estar establecida «en los postreros días» (Joel 2:2-3). Hebreos 1:1-2 nos muestra que ya estaban en los postreros días en el tiempo apostólico. Daniel 2:44 había predicho que el reino de Dios, o sea, su iglesia, iba a estar fundado en «los días de estos reyes,» reyes del imperio romano. En Mateo 16:16-18, Jesús prometió que iba a establecer su iglesia. Por eso, no estuvo establecida todavía. En Marcos 9:1 predijo que algunos de los que estabana ahí no gustarían la muerte hasta que hubieran visto el reino de Dios venido con poder. Hechos 1:5-8 explica que ese poder iba a venir junto con el Espíritu Santo, y el Espíritu Santo vino el día de Pentecostes, Hechos 2:1-4. Por eso, el reino vino el día de Pentecostes, y el reino es identificado con la iglesia (Mateo 16:19). Por tanto, la iglesia fue fundada el primer pentecostes después de la resurrección de Cristo. Ese fue el día cuando el Señor añadía a la iglesia a los que habían de ser salvos (Hechos 2:47). Antes de pentecostes, la iglesia siempre es mencionda como una cosa futura. A partir de ese día, es mencionda como una cosa ya existente. Entonces, la iglesia de la bíblia comenzó en el primer siglo. (Escriba a: La Verdad Para el Mundo, Apartado 515, Villa Rica, Georgia, 30180 EE.UU.; Apartado 515, Villa Rica, Georgia, 30180.)

Tercero, el joven en nuestro ejemplo hace otra pregunta para el pequeño grupo que acaba de encontrar: ¿dónde fue establecida su iglesia? Ellos responden nuevamente con la bíblia abierta, diciendo: de acuerdo con la profecía, iba a comenzar en Sion. Sion es Jerusalen. Por ejemplo, Isaías 2:2-3 dijo: «Acontecerá en lo postrero de los tiempos, que será confirmado el monte de la casa de Jehová como cabeza de los montes, y será exaltado sobre los collados, y correrán a él todas las naciones. Y vendrán muchos pueblos, y dirán: Venid, y subamos al monte de Jehová, a la casa del Dios de Jacob; y nos enseñará sus caminos, y caminaremos por sus sendas. Porque de Sion saldrá la ley, y de Jerusalén la palabra de Jehová.» La casa del Dios de Jacob es la familia de Dios, o sea, la iglesia (1 Timoteo 3:15). Antes de su ascensión, Cristo mandó a sus apóstoles que quedasen en Jerusalén, hasta que fueran investidos de poder desde lo alto (Lucas 24:49). Fue en Jerusalén que vino ese poder. Ya vimos que le poder vino junto con el Espíritu Santo en pentecostes, indicando la llegada del reino de Dios, el cual es la iglesia de Dios. Por lo tanto, esa chica iglesia descubierta por nuestro joven fue fundada por la misma persona, Cristo, al mismo tiempo, pentecostes, en la misma ciudad, Jerusalén, que la iglesia de la bíblia. (Escriba a: La Verdad Para el Mundo, Apartado 515, Villa Rica, Georgia, 30180 EE.UU.; Apartado 515, Villa Rica, Georgia, 30180.)

Cuarto, con mucho entusiasmo, ahora el joven en nuestro ejemplo, quien estuvo buscando por la iglesia verdadera de la bíblia, les preguntó a los miembros de ese grupo pequeño. ¿Por qué fue fundada esta iglesia? Explican ellos que la iglesia iba a ser el reino que nunca va a ser destruído (Daniel 2:44). Hebreos 12:28 agrega: «Así que, recibiendo nosotros un reino inconmovible, tengamos gratitud, y mediante ella sirvamos a Dios agradándole con temor y reverencia.» Contestan los hermanos, que la iglesia existe como el lugar de los salvos. Efesios 5:23 dice, «porque el marido es cabeza de la mujer, así como Cristo es cabeza de la iglesia, la cual es su cuerpo, el él es su Salvador.» Efesios 2:16 dice: «y mediante la cruz reconciliar con Dios a ambos en un solo cuerpo, matando en ella las enemistades.» La reconciliación ocurre en el cuerpo, que es la iglesia (Efesios 1:22,23). Entonces, la iglesia existe para salvar las almas. Su misión es el evangelismo, la adoración a Dios, y la benevolencia para con los necesitados. Puesto que Cristo es la cabeza (Efesios 1:22,23), uno tiene que ser miembro del cuerpo para recibir la alimentación espiritual proveniente de la cabeza. Cristo ganó la iglesia por su propia sangre (Hechos 20:28). Esa sangre fue derramada para la remisión de los pecados (Efesios 1:7). Entonces, la iglesia existe para la salvación.

Ahora, pues, el joven ha hallado un grupo que fue fundada por Cristo, y no por ningún hombre. Por eso, lleva el nombre de Cristo en no el nombre de algún reformador o alguna doctrina particular. Fue fundada el primer pentecostes después de la resurrección, y no en la edad media o en la reforma protestante. Fue fundada en Jersusalén de Judea, y no en Roma, tampoco Genebra, tampoco Londrés. Fue fundada como el cuerpo de Dios donde hay salvación, y no como una protesta contra la iglesia medieval o un club social. Por fin, nuestro joven descubrió la verdadera iglesia de Cristo. Y Ud. y yo podemos descubrirla también. Si no existe en su pueblo o región, Ud. puede comenzar una congregación al obedecer el evangelio puro. En la bíblia, uno tuvo que creer en Cristo (Juan 8:24). Además, tuvo que obedecer los pasos para entrar en Cristo y en su cuerpo. Tuvo que arrepentirse de sus pecados (Hechos 2:38). Esto quiere decir que tuvo que decidir de dejar de seguir en sus pecados. Tuvo que confesar el nombre de Cristo (Romanos 10:9,10). Y tuvo que ser bautizado para perdón de los pecados. Cristo dijo en Marcos 16:15-16: «Id por todo el mundo, y predicad el evangelio a toda criatura. El que creyere, y fuere bautizado, será salvo. Mas el que no creyere, será condenado.» Cuando uno cumple estos cinco pasos sencillos, el Señor Jesucristo sí mismo le añadirá su iglesia (Hechos 2:47). Gracias, y hasta la próxima.

Pulsar Aquí Para Volver a La Página Principal